La instalación del robot Opentrons en el Hospital Regional de Málaga permite la agrupación de muestras y la automatización de pasos para analizar PCR

Se ha puesto en marcha un sistema preanalítico que permite la recepción de muestras de los hospitales comarcales de la provincia inactivándolas en origen

La instalación del equipo Opentrons Covid-19 en el Hospital Regional Universitario de Málaga ha permitido la automatización de los procesos necesarios para el análisis de determinaciones de SARS CoV2 y que se agrupen las muestras mediante pooling para cribado. Este equipamiento, donado a la Consejería de Salud y Familias por el proyecto empresarial CovidRobots, está conformado por un conjunto de 11 robots de manipulación de líquidos OT-2, módulos físicos magnéticos y térmicos y material de laboratorio.

El servicio de Microbiología del centro sanitario analiza desde el inicio de la pandemia todas las determinaciones de PCR para confirmar los resultados de Covid-19. El proceso de extracción de la muestra consiste en producir eluidos concentrados de los ácidos nucleicos que van a ser objeto de amplificación para su análisis mediante la técnica de PCR (reacción de la polimerasa en cadena).

Además, en los hospitales comarcales de Velez-Málaga, Antequera y Ronda se ha puesto en marcha un sistema preanalítico que permite la recepción de muestras inactivándolas en origen, lo que reduce los tiempos, disminuye el riesgo biológico del personal sanitario y de apoyo y consigue agilizar la llegada de sus resultados.

La jefa de servicio de Microbiología del Hospital Regional de Málaga, Begoña Palop, explica que el Proyecto Opentrons ha permitido ” la automatización de pasos que hasta ahora eran manuales y por tanto estaban sujetos a variabilidad. Disponemos de 11 robots, que se han programado para cubrir los diferentes procesos para preparación de muestras y extracción de ácidos nucleicos listos para PCR”, explica.

De este modo, señala que esto ha permitido destinar dos de los equipos a la preparación de placas de extracción de ácidos nucleicos directamente de tubo primario con muestras inactivadas lo que permite su utilización para protocolos propios y comerciales. Asimismo, facilita la preparación de tubos de PCR con los reactivos para amplificar los ácidos nucleicos previamente purificados.

El servicio de Microbiología ha trabajado en la preparación de minipools –agrupación de muestras- para cribado de coronavirus en población de baja prevalencia, como es el caso de los pacientes prequirúrgicos u otras exploraciones invasivas que precisan de una PCR previa. Entre otras mejoras, el servicio va a implementar un sistema de trazabilidad en los robots que permita garantizar la identidad de la muestra y su recorrido en el laboratorio.

Este servicio ha sido clave para el manejo de la pandemia, puesto que ha sido el encargado de la realización de diagnósticos de Covid-19. “Gracias a esto se han podido establecer las medidas de contención necesarias para disminuir contagios y se ha determinado mediante estudios de seroprevalencia el estatus inmunológico a día de hoy de la población tras la fase primera ola de la pandemia, cuya información es crucial que abordar futuros brotes del coronavirus”, concluye Palop.

Opentrons

Se trata de un sistema abierto, programable que permite su utilización tanto para reactivos caseros como comerciales y con la adaptación a los protocolos de uso local de cada laboratorio. Permite un alto rendimiento, ya que se podrían realizar hasta 2400 muestras/día en el caso de RT-PCR. El valor de la donación supera los 168.000 euros. Este equipamiento permite procesar hasta 190 muestras clínicas a la vez y extraer el material genético del virus en cada una de ellas de forma automatizada, para obtener el producto necesario para la PCR, e ir añadiendo series de 190 muestras cada 1,5 horas.

El proyecto CovidRobots está integrado por un grupo de seis empresas- Merlin Properties, Endesa, Banco Santander, Experis de ManPower Group, Línea Directa Aseguradora, Telefónica, la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela, la Fundación Profesor Novoa Santos, Auren y algunos donantes anónimos, quienes han creado un fondo para la compra de estas estaciones.

Fuente: Consejería de Salud y Familias

Leer la noticia aquí.